Loading...

Materiales utilizados en la encuadernación artesanal.

Home / Sin categorizar / Materiales utilizados en la encuadernación artesanal.

Cuando llevamos a cabo tareas de encuadernación, podemos utilizar una serie de materiales diferentes dependiendo del método que queramos utilizar. Es importante conocer las propiedades de cada uno de ellos para elegir, en todo momento, el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

En este artículo, recorreremos las diferentes posibilidades y hablaremos en profundidad de uno de los elementos más utilizados, las pieles.

¿Cuáles son los materiales más utilizados en la encuadernación artesanal?

En primer lugar, hablaremos del elemento más importante de los libros, el papel. Como elemento de restauración, en la mayoría de los casos, se usa para injertadas aquellas partes que han quedado más deterioradas y faltas de soporte.

Dentro de este apartado, debemos destacar el papel de guardas, ya que suele ser el que más se suele deteriorar. Este material es el encargado de proteger las primeras páginas de los libros y tiene un grosor por encima de la media, lo que le da mayor resistencia. En libros antiguos (hasta el siglo 17) lo normal era utilizar papel de guardas del mismo tono que la impresión del cuerpo del libro y a partir del silo XVII se empiezan a utilizar papeles de guardas con distintos dibujos. dependiendo de la obra que queramos encuadernar o restaurar se utiliza un tipo de guarda u otro teniendo en cuenta, la época del libro.

Otro de los materiales más importantes es el hilo y lo podemos encontrar de diferentes grosores y materiales siendo los más utilizados los de fibras vegetales de distinta procedencia: lino, cáñamo o algodón.

Dentro de esta categoría y dependiendo del uso final que le vayamos a dar, encontramos una amplia variedad de materiales. En primer lugar, nos encontramos con el hilo de lino que es el que suelo utilizar para coser los diferentes cuadernillos. Debemos tener en cuenta el grosor del hilo y el número de hebras que lo conforman, para elegir en cada caso el que mejor se adapte al trabajo que estemos realizando.

En segundo lugar, tenemos el hilo de lino encerado que es otro de los materiales que más se usan para encuadernar, ya que mantiene mucho mejor sus prestaciones a lo largo del tiempo. La cera, evita que se formen nudos y se desgaste con mayor facilidad.

Otras opciones utilizadas, son los hilos de algodón y cáñamo. Su uso no está tan extendido a día de hoy ya que los hilos de lino son mucho más resistentes y permiten realizar mejores acabados y con menos imperfecciones.

Para terminar, hablaremos del material que más se usa para cubrir las tapas de los libros y restaurar el aspecto que tenían anteriormente, las pieles. En este caso se utilizan las pieles de diferentes animales, destacando, sobre todo, las de oveja y las de cabra.

Cuando hablamos de pieles, debemos tener en cuenta que, en el cuerpo de un animal, existen mejores y peores zonas para utilizar en encuadernación. Dentro de las más utilizadas, destacamos el crupón, que suele ser la zona que se utiliza más para encuadernaciones en piel entera y las zonas de los laterales se utiliza para encuadernaciones en holandesa con esquinas de piel; eso no quita que el crupón central también se use para estos métodos.

Además, es necesario conocer a fondo el tipo de piel que estamos tratando: qué grano presenta, cuál es su tipo de curtido, qué calidad tiene, si tiene grano natural o artificial, etc. ya que dependiendo de sus características podremos hacer un tipo de encuadernación u otro.

Según los estudios realizados, la piel se comenzó a usar para encuadernar a partir del siglo XIII. Con el paso de los años y el uso de diferentes productos químicos y nuevas técnicas para su tratamiento ha ido evolucionando hasta lo que podemos encontrar en nuestros días.

Los tipos más utilizados actualmente son la badana (que procede de la oveja o el cordero), el chagrén de cabra, piel de pasta española, las pieles de cerdo teñidas de diferentes colores o el serraje. Se utiliza mucho la piel de ternera para la restauración de encuadernaciones antiguas.

En Ana Jessen siempre adaptamos nuestros materiales a los requerimientos de la obra que estemos restaurando, combinando las técnicas más actuales con los elementos originales de la pieza a restaurar.

En nuestros talleres y cursos podrás ver una gran cantidad de los materiales que hemos nombrado en este artículo. Algunos de ellos, serán utilizados en los trabajos de encuadernación por parte de los alumnos para poder comprobar sus prestaciones y los posibles trabajos que pueden llevarse a cabo, así como los tratamientos necesarios para sacarles el máximo partido. También puedes descubrir algunos de los proyectos que hemos realizado con estos materiales en nuestra sección “TRABAJOS” y descubrir así el universo de posibilidades existentes dentro de la encuadernación artesanal.

Comments(0)

Dejar Comentario